post

cepillo dental

¿Cepillo dental eléctrico o manual?

Posted on

¿Qué es mejor, usar un cepillo dental eléctrico o uno manual?

Seguramente te has preguntado esto alguna vez, sobre todo cuando estás a punto de comprar uno nuevo cepillo dental y ves alrededor un gran cantidad de alternativas. Aunque con ambos tipos de cepillos, siguiendo algunas recomendaciones, se puede lograr un buen cepillado dental, se puede decir que “algunos cepillos eléctricos son mejores que los cepillos manuales“.

Las ventajas del cepillo dental eléctrico

Una de las ventajas de algunos cepillos eléctricos es que pueden estos reducir más la placa bacteriana, que es la principal causante de gingivitis y caries.

Así mismo, al utilizar un cepillo dental eléctrico se disminuye el riesgo de abrasión sobre el diente, ya que estos aparatos tienen un mecanismo que controla la presión y de ese modo son menos propensos a erosionar la superficie de tus dientes.

Cabe resaltar otro aspecto positivo de usar los cepillos eléctricos: “Las personas que usan cepillos eléctricos pasan más tiempo cepillándose los dientes, entre un 20% y un 40%“.

En el caso de los niños no hay contraindicaciones sobre el uso de un cepillo eléctrico. Sin embargo, el inicio del cepillado suele hacerse con un cepillo manual cuando son más pequeños, generalmente, porque hay una mayor oferta de cepillos manuales adaptados al tamaño de la boca y las manos de los niños.

Cepillo dental manual, ¿Cuándo es mejor usarlo?

Existen algunas circunstancias en las que puede ser más conveniente utilizar un cepillo dental manual.

Por ejemplo, después de una cirugía, cuando existe una zona dolorida o hay puntos de sutura. En ese caso particular, un cepillo manual de cerdas ultra suaves permitirá un cepillado más confortable, y el usuario podrá controlar mejor el cuidado y la velocidad sobre la zona sensible.

7 recomendaciones generales para el cepillado, con un cepillo dental manual o eléctrico

1. La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda cepillarse los dientes al menos dos veces al día, y durante dos minutos cada vez.

2. Se debe usar pasta dental con flúor, para prevenir la caries.

3. Los cepillos deben ser reemplazados cada dos o tres meses. Los cepillos manuales con cerdas ultrasuaves pueden durar menos, y en el caso de los eléctricos la frecuencia de cambio es diferente según cada fabricante.

4. El tiempo de cepillado debe ser de dos minutos, es decir que no cambia si es un cepillo eléctrico o uno manual.

5. No existe una técnica perfecta de cepillado. Se conocen varias técnicas, pero ninguna es mejor que otra. La OMS no hace ninguna recomendación sobre alguna técnica.

6. Para lograr un cepillado eficaz se recomienda cubrir todas las zonas de la dentadura, sin dejar de lado ninguna zona.

7. No olvides cepillar muy bien la lengua cada noche. “La lengua actúa como una esponja. Si cepillas muy bien tus dientes y olvidas cepillar tu lengua, en ella se pueden acumular millones de bacterias que se van eliminando de los dientes, así que en dos minutos quedará como si no te hubieras cepillado”.